Defensoras de derechos de las mujeres fortalecen alianzas y trabajo colectivo

Las directoras y representantes de las Casas de Acogida para mujeres víctimas de violencia estuvieron en Quito en un su primer encuentro anual de coordinación.

La reunión se realizó en las oficinas de ALDEA y contó con la participación de Casa Paula, El Coca; Casa Amiga, Lago Agrio; Casa Manos Unidas Tejiendo Progreso, Tulcán; Casa María Amor, Cuenca; y, Casa Wasi Pani, Tena.

Durante la jornada, se trataron temas diversos en relación al fortalecimiento de la Red Nacional de las Casas de Agogida y a la posibilidad de optimizar alianzas con otras organizaciones para desarrollar estrategias de incidencia efectiva para la concreción de políticas públicas en favor de los derechos de las mujeres. La violencia contra las mujeres en el ámbito familiar es un asunto público, no privado.

Paola Maldonado, presidenta de ALDEA, estuvo acompañando unos momentos la reunión para motivar y alentar al trabajo conjunto en los territorios. Un ejemplo de trabajo conjunto entre la Red de Casas y ALDEA es el mapeo de femicidios que se realiza desde el 2017, en alianza con 2 organizaciones más de la sociedad civil, y que es una poderosa herramienta para visibilizar la extrema violencia de género.

En nuestras Casas de Acogida somos testigos de historias de dolor y miedo pero sabemos que con el acompañamiento necesario las víctimas y sus familias pueden salir de la violencia. Para erradicar la violencia contra las mujeres se necesitan políticas coordinadas y estratégicas del Estado y de la sociedad civil. La violencia requiere una respuesta holística y multisectorial que coordine acciones y atienda los efectos y consecuencias, diferenciadas en niñas, niños, adolescentes y mujeres.

Más informaciones: Geraldina Guerra rednacionalcasas@gmail.com

La red nacional de casas de acogida para mujeres víctimas de violencia y Fundación ALDEA trabamos colectivamente para el derecho de todas las mujeres, niños y niñas a vivir una vida libre de violencias.

La red nacional de casas de acogida para mujeres víctimas de violencia y Fundación ALDEA trabamos colectivamente para el derecho de todas las mujeres, niños y niñas a vivir una vida libre de violencias.

Renovamos nuestro compromiso de trabajar colectivamente en la atención a las mujeres que han vivido situaciones de violencia y cuyas vidas se han puesto en peligro. Llamamos a políticas públicas y una concertación nacional que busque la erradicación de todas las formas de violencias contra las mujeres.

Renovamos nuestro compromiso de trabajar colectivamente en la atención a las mujeres que han vivido situaciones de violencia y cuyas vidas se han puesto en peligro. Llamamos a políticas públicas y una concertación nacional que busque la erradicación de todas las formas de violencias contra las mujeres.